Mercado de inversiones

Situación del mercado de inversión en Barcelona

El volumen de inversión del primer semestre se ha duplicado respecto al año anterior, con una inversión acumulada de 470€m. Los principales compradores han sido compañías patrimonialistas nacionales, family offices locales e inversores internacionales. La fuerte escasez de activos Prime combinado con muy buenas perspectivas para el segundo semestre del año, siguen presionando las rentabilidades prime, que se sitúan en el 4% y podrían incluso ser más bajas en activos singulares.

Barcelona

Situación del mercado de inversión en Madrid

El interés por productos de elevada calidad en ubicaciones prime sigue siendo muy elevado por parte de inversores, con una inversión de 630€m durante los primeros meses del año. Aseguradoras, family offices y fondos internacionales siguen muy activos, presionando a la baja las rentabilidades prime, que se han situado a lo largo de este semestre en el 3,75%. Cabe destacar que el spread respecto a la rentabilidad del bono español a 10 años sigue siendo positivo y robusto (por encima de los 200 bps) manteniéndose un escenario saludable. En algunas operaciones singulares se han obtenido incluso rentabilidades por debajo del 3%, dónde algunos inversores están adquiriendo edificios de oficinas para cambiar a uso residencial.

Madrid

Situación del mercado de inversión en París

Durante el segundo trimestre del ejercicio 2017, se ha alcanzado un volumen de inversión de 2.500€m aproximadamente, esto hace que el volumen total de inversión del primer semestre alcance los 5.000€m, cifra en línea con la media de los últimos años. Destacan en particular las grandes transacciones, por encima de los 300€m, dónde hay mucho interés por parte de inversores internacionales asiáticos y americanos, especialmente después de la destacada victoria electoral de Macron y las mejores perspectivas sobre la economía francesa. Las rentabilidades prime se sitúan en el 3,00% en la zona CBD.

París

Cabe destacar que en los tres mercados, el diferencial entre las prime yields y los bonos a 10 años se sitúa en niveles elevados.