La historia del Coworking

06/03/2019

La historia del Coworking

El espacio de trabajo cambia continuamente. Empresas de todo el mundo buscan incesantemente maneras de mejorar los espacios de trabajo y la interacción con esos espacios. Ya sea porque esas mejoras se establecen a través de la tecnología y el “Big Data”, o por salud y bienestar, la oficina siempre está en continuo desarrollo para cumplir con las demandas que impone la actual fuerza laboral.

En los últimos años, una de las mayores innovaciones dentro del panorama de oficinas ha sido el coworking. Inicialmente concebida como una idea desarrollada por freelances para encontrar una estructura y una comunidad, que de otro modo no estaba disponible para ellos desde sus oficinas en casa, el coworking se ha convertido en una parte importante del sector comercial inmobiliario. De hecho, empresas de todos los tamaños han terminado invirtiendo en este tipo de espacios debido a la flexibilidad y la accesibilidad que ofrecen, y en la actualidad se aprecia una mayor utilización del espacio comercial de una planta en este sentido, en numerosas ciudades del mundo.

Como expertos en la Industria de oficinas prime, Colonial comprende lo que significa crear un ambiente de trabajo innovador y oficinas que cumplan con las demandas de hoy en día. A través de su participación en la compañía Utopicus, Colonial se ha posicionado con 4 espacios en Barcelona y 6 en Madrid, en el que destaca The Window Building gracias a su localización en el CBD de la capital, así como otros 5 proyectos en vía de desarrollo.

Como resultado de toda esta investigación, queríamos ahondar un poco más en la historia del coworking. Afortunadamente FreeOfficeFinder nos ayudó a profundizar en la historia reciente del coworking, investigando su historia desde sus pequeños orígenes, hasta el fenómeno que conocemos hoy en día.

1995 – Durante el otoño de 1995, diecisiete ingenieros informáticos crearon uno de los primeros “hackerspaces” llamado C-Base, en Berlín. Los hackerspaces son los precursores de los espacios de coworking y fueron diseñados como servicios sin ánimo de lucro que pretendían reunir a entusiastas de los ordenadores a través de espacios donde tendrían la oportunidad de colaborar entre ellos y compartir tanto equipos, como conocimiento.

1999 –  El creador de juegos Bernard DeKoven acuña el término ‘coworking’. Este termino, no obstante, no hace referencia al concepto que tenemos hoy en día del coworking y aludía a la manera en la que se trabaja y no al espacio en sí. DeKoven buscaba maneras de trabajar que se centraran en la colaboración y la desaparición de las jerarquías, tratando a todos los trabajadores como iguales.

1999 – 42 West 24, otro precursor de los espacios de coworking que conocemos hoy en día, abre sus puertas en la ciudad de Nueva York. El espacio lo inaugura una compañía de software y ofrece el ambiente laboral y la flexibilidad de alquiler de despachos que conocemos hoy en día. A pesar de todo, esta iniciativa no hacía énfasis en el aspecto comunitario del coworking, ni se centró en la realización de eventos o networking.

2002 – Dos emprendedores austriacos lanzan un “centro empresarial”, Schraubenfabrik, en una antigua fábrica de Viena. Esta iniciativa está dirigida fundamentalmente a emprendedores y les ofrece un espacio donde pueden colaborar y trabajar con otros perfiles similares que incluían arquitectos, consultores de relaciones públicas, startups y trabajadores freelance. Este espacio es claramente el precursor de lo que conocemos hoy en día.

2005 – El 9 de Agosto, Brad Neuberg, crea el primer espacio de coworking en San Francisco. El concepto del edificio consistía en mantener la libertad de trabajar por cuenta propia, al mismo tiempo que proporcionaba una estructura y una comunidad de trabajo a sus usuarios. Aunque el proyecto no parecía despegar durante el primer mes, finalmente un atleta y promotor de startups llamado Ray Baxter se instala en el espacio convirtiéndose en su primer usuario, y por ende, en el primer co-worker oficial del mundo. 

2006 – El San Francisco Coworking Space cierra y es sustituido por el Hat Factory. Este hecho es realmente significativo ya que Neuberg, que en esos momentos trabajaba con otras diez personas entre las que se encontraban Chris Messina y Tara Hunt, crea el primer espacio de trabajo dedicado al alquiler de espacios laborales al que se refieren directamente como un espacio de coworking.  

2006 – Chris Messina, el inventor del hashtag en Twitter, crea un recurso online de código abierto llamado “The Coworking Wiki”. Este recurso ayuda a todos los coworkers del mundo a conectar entre ellos y a encontrar espacios en otras ciudades, al mismo tiempo que expande el concepto de los espacios de coworking.

2006 – Desde el año 2006,  el número de espacios de coworking y de sus miembros ha crecido aproximadamente el doble cada año, durante siete años consecutivos. Este crecimiento exponencial será conocido posteriormente como “la revolución del coworking”

2007 – Un gran número de ciudades europeas ven emerger sus primeros espacios de coworking. La Boate, en Marsella, es el primero en Francia; mientras que el Citizen Space aparece en Suiza. En España, el primer espacio de coworking que abre sus puertas es el Gracia Workcenter en Barcelona.

2008 – Aparecen las “Coworking Visas”, lo que implica que los miembros de espacios de coworking específicos pueden acceder libremente a otros que estén incluidos en el acuerdo. Las personas que tienen que viajar con frecuencia, gracias a la comunidad global de coworking, ahora pueden utilizar espacios de trabajo en todo el mundo sin tener que gastar dinero extra.

2009 –  Se publica el libro “I’m Outta Here! How coworking is making the office obsolete”. Este es el primer libro sobre coworking y define el camino que siguieron las personas y los edificios implicados durante la revolución del coworking, así como el modo en que este fenómeno está cambiando la manera en la que vemos la oficina tradicional.

2010 – El 9 de agosto se celebra el primer #CoworkingDay. En la actualidad, el Día Internacional del Coworking se conmemora cada año durante ese día en todos los espacios de coworking del mundo.

2011 –Felena Hanson lanza el Hera Hub, un espacio de coworking y acelerador de negocios que se centra únicamente en ayudar a mujeres de negocios y freelancers para que puedan innovar, colaborar entre ellas y desarrollar ideas.  

2013 – Coworking Ontario lanza el primer plan de seguro medico específico para espacios de coworking. Por primera vez, los trabajadores freelance y similares, sin ningún tipo de respaldo de empresa, reciben este tipo de garantías por parte del proveedor de oficinas de trabajo.

2016 –HSBC traslada a 300 trabajadores a un espacio de coworking. Este es tan solo uno de los ejemplos de grandes corporaciones que escogen los nuevos espacios laborales antes que el alquiler de oficinas tradicional. Otras compañías que siguieron su ejemplo fueron KPMG, Microsoft y IBM, entre otras. En el futuro, se prevé que la tendencia a escoger espacios de coworking por parte de grandes corporaciones continúe creciendo.

2018 – Según un estudio realizado por Cushman & Wakefield sobre las tendencias de Coworking en España, durante el 2018 los operadores de coworkings triplicaron su actividad con respecto al año anterior, alquilando 90,000m2  en comparación a los 30,000m2 del 2017. 

 

Más artículos de Colonial