Cómo hacer de tu oficina un espacio saludable

21/02/2018

Cómo hacer de tu oficina un espacio saludable

Las estrategias de Wellness para promover los hábitos saludables en la oficina se han convertido en uno de los principales objetivos de las empresas para la captación y retención de talento interno.

Así como los sellos LEED y BREEAM certifican la sostenibilidad de un edificio, los sellos WELL acreditan si realmente una oficina es saludable o un espacio de trabajo se preocupa por el bienestar de las personas que lo ocupan y antepone la salud de quienes frecuentan el inmueble.

Diseñar el espacio de trabajo y configurar nuestra oficina siguiendo los criterios necesarios para la obtención de la certificación Well se traduce en un aumento del 20% en la productividad de los empleados. A continuación presentamos unas ideas para conseguir el bienestar en los espacios de trabajo y hacer de tu oficina un espacio saludable:

La iluminación

Se debe utilizar un buen sistema de iluminación en toda la oficina. Las zonas de trabajo deben estar más próximas a fuentes de iluminación natural; por el contrario, las zonas de paso deben estar alejadas del exterior y utilizar luz artificial. El uso de colores claros en la decoración favorece la reflexión de la luz y generan espacios más agradables y productivos.

Ventilación natural

Los entornos de oficina, fácilmente entran en un ciclo con aire viciado, este aire es capaz de mermar nuestra capacidad intelectual y productiva. Es necesario tener el espacio de trabajo continuamente ventilado para mejorar el rendimiento y tener una oficina saludable. La temperatura ambiental también es importante. Se considera una temperatura óptima entre los 20 y los 24 grados.

El uso de plantas

El uso de vegetación en las oficinas como los Moss Walls y la biofilia (traslado de la naturaleza a los espacios de trabajo) ha demostrado mejorar la concentración y la creatividad de los empleados y reducir el estrés laboral. Así también, los espacios verdes proporcionan una atmósfera más rica en oxígeno y una reducción de la ventilación artificial reduciendo los costes energéticos del edificio. Así también, la aromaterapia de plantas o aceites naturales mejora el estado de ánimo de los empleados.

Fomentar la actividad física y el deporte

Promover descansos de 10 minutos y salir de la oficina para pasear durante 5 ó 10 minutos 3 veces al día hará de tu oficina un espacio más saludable. Existen empresas que cuentan con gimnasios propio y que fomentan el uso de las escaleras frente al ascensor y que han sustituido las máquinas expendedoras por fruta y almuerzos saludables.

Més articles de Colonial