Todo lo que tienes que saber para reformar tu oficina

22/05/2019

Todo lo que tienes que saber para reformar tu oficina

El espacio de trabajo y la productividad son dos elementos que van unidos en el buen funcionamiento de una empresa. Y es que el diseño de la oficina puede determinar la forma en la que se trabaja o el índice de productividad que se da en la misma. 

El objetivo de dicho diseño no es otro que conseguir que el bienestar del empleado y la estética del espacio de trabajo estén en equilibrio. Si tu oficina actual no cumple con estos requisitos, es posible que haya llegado el momento de reformarla y darle un cambio al ambiente de trabajo.

Qué debes tener en cuenta a la hora de reformar tu oficina:

  1. Analiza qué parte de tu oficina necesitan mejora. Antes de comenzar a reformar tu espacio de trabajo es importante que tengas en cuentas qué partes son las que necesitan una mejora. Tener claro el punto de partida será fundamental para llevar a cabo una reforma exitosa.
  2. Planifica la reforma con tiempo. Es imprescindible que para que el proyecto sea un éxito, lo empieces con el tiempo suficiente como para cumplir los plazos. Especialmente si la oficina tiene un gran tamaño, recuerda que los imprevistos forman parte de las obras y que el impacto de la rehabilitación del espacio debe ser el mínimo posible para tu empresa.
  3. La filosofía de la empresa debe estar presente en el proyecto. Recuerda que aunque realices una reforma del espacio no debes perder de vista los valores de la empresa. Respeta la imagen corporativa de tu compañía, de esta forma aunque remodeles el espacio continuará siendo acorde con los valores de la empresa.
  4. El director del proyecto es importante. Contar con profesionales especializados en la materia es fundamental para que la reforma se realice con éxito. Busca un equipo que te genere confianza y entienda la filosofía de la empresa, de esta forma podrás delegar los temas que tengan que ver con el proceso y conseguirás que todo sea más profesional y eficaz.
  5. Que los usuarios sean partícipes del cambio. Si alguien conoce el funcionamiento de una oficina es quien trabaja en ella. Escucha las peticiones y opiniones de los trabajadores, conseguirás aprovechar al máximo la reforma y el equipo se sentirá parte de la toma de decisiones importantes.
  6. Funcional, espaciosa y con estilo. Este es el objetivo que debes tener cuando te adentres en la reforma de tu oficina. Los tres factores tienen que estar en armonía para que a la larga el cambio no acabe influyendo de manera negativa en el día a día de la empresa.

Más artículos de Colonial