Tendencias en las oficinas para 2018

20/02/2018

Tendencias en las oficinas para 2018

El cambio de mentalidad en la manera de trabajar ha influido en la forma de diseñar y proyectar las oficinas. Conceptos como el bienestar o la flexibilidad son prioritarios, y las compañías deben cuidar a sus empleados si quieren atraer y retener el talento

Comprender este nuevo sistema de trabajo no sólo implica una nueva forma de entender el espacio físico en las oficinas, sino un cambio mucho más profundo de acuerdo a las necesidades de los trabajadores y la sociedad actual.

Si hasta hace poco el objetivo fundamental de las nuevas oficinas era acabar con la distribución jerárquica y potenciar la horizontalidad a través de zonas de trabajo en equipo, ahora el protagonista es la movilidad.

En base a este concepto se configura el nuevo diseño de oficinas y las tendencias que podremos observar durante 2018:

Smart Offices

La tecnología está redefiniendo el concepto tradicional de oficina para dar paso a las Smart Offices. La intensidad de la luz, la altura de las cortinas, la temperatura de la oficina podrá ser regulado a través de un único dispositivo. Así mismo, la toma de datos del edificio a través de la tecnología permitirá a modificar los espacios en función de las necesidades de los empleados.

Espacios colaborativos y flexibles

Los espacios flexibles dentro de la oficina, sin divisiones entre departamentos, incentivan la comunicación entre empleados, la colaboración y el networking. Estas zonas permiten adecuar la oficina a cualquier necesidad.

Con mobiliario modular y paneles móviles se pueden crear diferentes estancias para una reunión o un brainstorming. Todo ello sin olvidar los espacios para la privacidad donde hacer una llamada o realizar un trabajo que exija concentración.

Zonas de descanso

Los espacios para el descanso y creatividad o resting rooms, son cada vez más habituales. Se trata de espacios con mucho color, dinámicos e interactivos que despiertan la creatividad y fomentan las relaciones entre los empleados a la vez que promueve el trabajo en equipo. En estas zonas de no-trabajo  se habilitan juegos de mesa, videojuegos, televisiones y mobiliario confortable.

Biofilia o diseño biofílico

Se trata de una tendencia ecológica aplicada a los espacios de trabajo que ha demostrado influir positivamente en la productividad de los empleados. Esta nueva filosofía traslada la naturaleza a la oficina utilizando texturas, patrones y formas que la emulan. La presencia de vegetación y de luz natural ha demostrado reducir los niveles de estrés laboral y mejorar la concentración en el trabajo.

Diseño ambiental y estilo casero

Esta tendencia, que deriva de la creciente incorporación de los Millennials al mundo laboral, recupera lo artesano y apuesta por materiales ecológicos y sostenibles como la madera en su estado más bruto. También se apuesta por la incorporación de salas de juegos, chimeneas o foodtrucks en los espacios de trabajo. Todo ello para que las oficinas se perciban como más cómodas y hogareñas dónde el confort sea una prioridad.

Más artículos de Colonial