Qué es la envolvente térmica del edificio

28/07/2017

Qué es la envolvente térmica del edificio

Entre los parámetros que se tienen en cuenta a la hora de calcular la calificación energética de edificios y medidas que se pueden adoptar para mejorar su eficiencia energética se encuentra la envolvente térmica del inmueble, que es la separación entre el interior y el entorno exterior de un edificio.

 

Según el Código Técnico de la Edificación la envolvente térmica del edificio se compone de todos los cerramientos que separan los espacios habitables del ambiente exterior y por las particiones interiores que separan espacios habitables (aquellos que requieren mantener condiciones de confort) y de los no habitables (los que no necesitan mantener condiciones de confort, por ejemplo, los garajes y los trasteros) que también limiten con el exterior. En definitiva, todo muro, ventana, techo y suelo que separa el espacio interior del inmueble del espacio y terreno exterior. 

La envolvente cumple las funciones de protección del edificio así como facilitar su control climático. De esta forma, sirve de aislamiento térmico y escudo contra las inclemencias climatológicas para mejorar el bienestar de sus ocupantes y a su vez reduce el consumo energético del inmueble.

Un edificio con cerramientos o cristales inadecuados, aislamiento insuficiente e instalaciones de calefacción, agua caliente y refrigeración de mala calidad, además de no ser confortable, nos puede pasar durante muchos años una factura muy cara, debido a su alto consumo energético.

Cómo mejorar el aislamiento térmico de una oficina

El consumo energético necesario para mantener la temperatura de confort en una oficina, por ejemplo, depende en gran medida de su nivel de aislamiento térmico. En una oficina mal aislada será necesario un gasto de energía más elevado ya que en invierno se enfriará rápidamente y en verano se calentará más rápidamente. Pequeñas mejoras en el aislamiento de un edificio pueden conllevar ahorros energéticos y económicos de hasta un 30% en climatización de una oficina.

Las principales partes por donde se escapa el calor son:

  • Ventanas y acristalamientos
  • Marcos y molduras de puertas y ventanas
  • Cajetines de persianas enrollables sin aislar
  • Tuberías y conductos
  • Chimeneas

Conseguir un mayor grado de confort y reducir la demanda energética es también el objetivo del patrimonio de edificios de oficinas Colonial. Todos los edificios han sido diseñados según los criterios de sostenibilidad y eficiencia energética y cuentan con un óptimo sistema de aislamiento para un consumo de energía más eficiente.

Más artículos de Colonial