Qué es el síndrome prevacacional y cómo evitarlo

23/07/2021

Qué es el síndrome prevacacional y cómo evitarlo

La cuenta atrás ha empezado. Las esperadas vacaciones se encuentran ya a la vuelta de la esquina y, en las próximas semanas, empezarás a disfrutar de unos días de descanso. Sin embargo, los días previos pueden provocar que sientas ansiedad, insomnio, dolor de estómago, estrés y desgana, unos síntomas conocidos también como síndrome prevacacional. ¿Por qué? Según Pablo Muñoz, miembro de la American Psychological Association, “Los síntomas que sufren la persona que experimentan este síndrome son los mismos que se dan con cualquier otro tipo de estrés, sólo que estos se acentúan los días previos a las vacaciones por nuestra autoexigencia, por querer dejarlo todo resuelto antes de irnos, y por la incapacidad para desconectar”.  

En el blog de hoy os daremos algunas de las herramientas necesarias para controlar estos síntomas.  

¿Cómo podemos controlarlo?  

Para empezar, es necesario controlar los síntomas fisiológicos, tal y como señalan los expertos. Una opción puede ser realizando técnicas de respiración y relajación, como por ejemplo el Mindfulness. Una vez domines la parte física, ya puedes empezar a trabajar la parte mental.  

En muchos casos el estrés se produce ante situaciones de cambio, ya que rompen las rutinas en las que las personas se encuentran cómodas. Para evitar este momento, es recomendable organizar y planificar el trabajo, priorizando las tareas para evitar llegar a los últimos días con demasiado trabajo y resolviéndolo todo en el último momento. Por otro lado, realizar una planificación ordenada permite delegar de manera más organizada y haciendo más fácil la situación a los compañeros. Y, sobre todo, es importante tomar en cuenta los imprevistos. Porque sí, pueden ocurrir. Así que, si se tienen en cuenta dentro de la planificación, su afectación será menor y estaremos preparados para afrontarlos y evitar tanto estrés.  

Otro factor clave es el orden, no solo del espacio de trabajo, sino también de las herramientas que utilizas para realizarlo. Ordenar tu ordenador y espacio laboral aporta beneficios a nivel personal, ya que permite una mejor organización, pero también ayuda a que los compañeros puedan acceder de forma más fácil a la información si hay un imprevisto mientras estás fuera.  

Antes de empezar el periodo vacacional, prepara una lista con los “To-Do” por los que tendrás que empezar a la vuelta. Con esta técnica te ahorraras preocuparte de las tareas antes de volver a trabajar. 

Finalmente, es importante tener en cuenta el teléfono móvil. Si desconectarlo no es una opción, se pueden establecer horarios para consultar el correo electrónico y los mensajes relacionados con el trabajo. De esta forma, se evita estar pendiente las 24 horas del día.   

¿Qué beneficios aporta a las personas implementar estas herramientas? 

Detectar los síntomas y trabajar para evitarlos o reducirlos hará que te vayas de vacaciones más tranquilo y relajado. Además, los días previos, se harán más amenos y estarán más organizados, evitando la sensación de agobio, preocupación, ansiedad, cansancio y falta de concentración. 

Sin ninguna duda, desde Colonial trabajamos para crear oficinas al servicio de los usuarios, creando zonas de descanso y de reunión, que fomenten el orden y la organización de los equipos y que eviten este tipo de problemas de salud.  

Más artículos de Colonial