La iluminación en las oficinas

06/06/2018

La iluminación en las oficinas

La iluminación en las oficinas es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el diseño y la configuración del espacio de trabajo. La vida laboral actual conlleva que las personas pasen un tercio del día dentro de las oficinas y casi el 80% del día en espacios interiores y expuestos a la iluminación artificial.

Estudios han demostrado que una correcta iluminación de las oficinas consigue un incremento del 4% en la productividad de los empleados y que, por el contrario, una mala iluminación del espacio de trabajo puede producir malestar en los usuarios de oficinas como por ejemplo: fatiga visual, agotamiento, estrés y jaquecas. Así también, se observó que el uso incorrecto de las fuentes de luz en las oficinas afectaban a los niveles de atención y acentuaban el desánimo de los empleados, factores que son causa de accidentes, ausentismo laboral y bajo rendimiento.

A continuación se presentan algunos consejos a tener en cuenta para conseguir la mejor iluminación en las oficinas y reducir los riesgos fruto de una mala calidad en la iluminación.

¿Cómo tener la mejor iluminación en la oficina?

Aprovechar la luz natural que proviene de ventanas, tragaluces y puertas, esta no debe incidir directamente sobre el espacio de trabajo para evitar deslumbramientos. Además, las fuentes de luz natural tienen un efecto positivo en los usuarios de las oficinas ya que disminuye la sensación de enclaustramiento que produce la luz artificial.

Combinar fuentes de luz natural con luces artificiales generales y focos de luz artificial localizada. Las fuentes de luz artificial localizada se utilizan en aquellos casos donde la luz artificial general es insuficiente como por ejemplo la iluminación del teclado mediante flexos.

Evitar las diferencias de intensidad luminosa distribuyendo las fuentes de luz artificial de manera uniforme por toda la oficina. Si además situamos estos puntos de luz consiguiendo que la luz llegue lateralmente a la zona de trabajo evitaremos sombras molestas para los usuarios de la oficina.

Es mejor si utilizamos lámparas fluorescentes de luz blanca ya que inciden positivamente en la concentración y la productividad de los empleados. Luces de tono amarillento generan ambientes más cálidos y dispersos que podrían distraer a los empleados.

Desde Colonial, fieles a nuestro ideario de ofrecer la mejor calidad y asistencia a nuestros usuarios de oficinas, se ha desarrollado el software de gestión de inmuebles de oficinas Smart Building System que, entre otras funciones, controla y supervisa la cantidad justa de luz artificial en un espacio y momento determinado lo que permite reducir costes energéticos a las empresas.

Más artículos de Colonial