La calidad del aire y la productividad, dos cuestiones más relacionadas de lo que puedas pensar

18/07/2019

La calidad del aire y la productividad, dos cuestiones más relacionadas de lo que puedas pensar

La productividad de los empleados es una de las cuestiones del entorno laboral que más preocupa a las empresas. Actualmente, con los altos índices de absentismo y con las empresas intentando motivar a sus trabajadores para que estos índices mejoren, las oficinas se convierten en un escaparate de valores corporativos con el que intentan reflejar el compromiso de la compañía en todos los aspectos.

La salud y el bienestar son factores fundamentales en este sentido, las “oficinas sanas” adquieren una especial relevancia en un momento en el que la salud se sitúa por encima de la estabilidad laboral en el ranking de preocupaciones.

Es aquí donde entra en juego la calidad del aire, según un informe sobre Medioambiente elaborado por Cushman & Wakefield, 9 de cada 10 personas está insatisfechas con el aire que respiran.

La polución, los elementos contaminantes, el polvo o el olor provocan que la calidad del aire disminuya afectando directamente la productividad de los empleados en la oficina. Colonial, como empresa comprometida en este aspecto, ha comenzado a trabajar en su proceso de mejora de la calidad del aire de sus edificios de la mano de Aire Limpio.

Aire Limpio es una empresa dedicada a la mejora de la calidad del aire en espacios interiores como oficinas, edificios y hospitales. Gracias a un sistema de filtrado consiguen crear una barrera efectiva contra la contaminación exterior, de este modo el aire interior de la oficina recupera su pureza y el espacio de trabajo se convierte en un “oasis” frente a la contaminación de la vida urbana.

Además de mejorar la productividad en la oficina, contar con un sistema de este tipo permite generar un diferencial importante con respecto a los demás espacios de trabajo, que va más allá de aspectos técnicos, calidad o ubicación. Siendo el usuario y su salud el principal objetivo, apostar por mejorar la calidad del aire interior convierte al edificio en un lugar más eficiente.  

Más artículos de Colonial