El sedentarismo en la oficina

12/07/2018

El sedentarismo en la oficina

Evitar el sedentarismo en la oficina es uno de los principales objetivos dentro de las estrategias Wellbeing de las empresas. Las compañías se preocupan cada vez más por la salud y el bienestar de los empleados y han entendido que la actividad física también debe de estar presente durante la jornada laboral.

La evolución del modo de trabajo actual nos ha llevado a pasar más de 8 horas diarias frente al ordenador que pueden desencadenar en debilitamiento óseo, dolores de espalda y enfermedades cardiovasculares para los empleados.

Nuestro bienestar físico y mental depende en buena medida de la cantidad de ejercicio que realizamos cada día. Para combatir el sedentarismo en la oficina, muchas compañías fomentan la actividad física de sus empleados dotando el espacio de trabajo de instalaciones deportivas dentro de las oficinas o mediante actividades asistidas para los empleados.

A continuación presentamos algunos consejos y recomendaciones para evitar el sedentarismo en la oficina:

¿Cómo evitar el sedentarismo en la oficina?

Evitar el ascensor y subir por las escaleras: Es preferible utilizar las escaleras para desplazarse de una plana a otra siempre y cuando la distancia entre una planta y otra no sea excesivamente larga.

Caminar durante la jornada laboral: Levantarse de la silla cada hora y realizar pequeños paseos por la oficina activa la musculatura de las piernas. Otra manera de combatir el sedentarismo en la oficina es pedalear mientras trabajas. Realizar ejercicio físico mientras se trabaja ha demostrado influir positivamente en la concentración y la productividad de los empleados.

Reuniones caminando: Con la incorporación de los Millennials al mundo laboral muchas compañías están transformando sus métodos de trabajo. Tanto es así que empresas como Apple o Facebook prefieren agendar reuniones en espacios más distendidos. Además, está demostrado que caminar contribuye a tener ideas más creativas.

Comer fuera de la oficina: es preferible evitar comer delante del ordenador y descansar durante la comida. Por ello, una buena opción para reducir el sedentarismo laboral y evitar la fatiga, es salir de la oficina cuando llegue la hora de comer.

Por último, también es importante para la salud de los empleados mantener una buena posición corporal: Sentarse de una manera adecuada, con la espalda recta y las rodillas al mismo nivel que la cadera. Para ello también es importante la elección de la silla, esta ha de ser reclinable y que permita ajustar la altura.

Más artículos de Colonial