El diseño de la oficina hace más felices a sus trabajadores

10/09/2019

El diseño de la oficina hace más felices a sus trabajadores

La oficina es el lugar donde pasamos más horas al día durante toda la semana, incluso más que en nuestro propio hogar. Antes, tendían a ser más sobrias, con una decoración básica y sencilla, con el objetivo de no distraer a los trabajadores de sus tareas, pero en la actualidad se ha demostrado que es totalmente lo contrario, pues las oficinas deberían estar decoradas y ambientadas de tal manera que las personas se sientan cómodas en ellas.

Blanca Mery Sánchez, directora de la firma consultora Mente Sana, asegura que el entorno laboral es fundamental para obtener mejores resultados. Lo ideal para el bienestar, la creatividad, y la productividad de los empleados, es dotar la oficina de un diseño artístico y creativo, combinando colores, formas e iluminación.

A continuación, nombramos distintos aspectos a tener en cuenta para disfrutar una oficina acogedora, moderna e inspiradora, y conseguir con ello el bienestar y productividad de los empleados.

Espacio físico: independientemente de lo grande que sea la oficina, cada trabajador debe tener su espacio para un mayor confort. Concentrar a muchas personas trabajando en un mismo sitio y con poca distancia uno del otro, genera agobio y provoca que la concentración y productividad  no sea la misma.

Iluminación: cada vez se da más importancia a crear edificios diáfanos que puedan absorber toda la luz natural posible. La luz solar no sólo fomenta la sostenibilidad, sino que es muy positiva para el estado de ánimo de los trabajadores. Además, se puede aprovechar este tipo  de luz,  para decorar la oficina consiguiendo un entorno wellness. Las sombras, la intensidad inadecuada, los destellos o resplandores son algunos de los efectos que debemos evitar.

Los colores: los colores son un aspecto elemental para un mejor bienestar además de mejorar el diseño de la oficina. Numerosos estudios psicológicos han determinado cómo afectan los colores en la tranquilidad y creatividad de los empleados. Cada color causa una emoción y estimula a las personas de una manera u otra. Por ejemplo, los colores relacionados con los elementos principales de la naturaleza como el azul, el marrón y el verde reducen el ritmo cardíaco y la presión sanguínea, conllevando un alivio significativo del estrés. Por otra parte, colores como el rojo, el amarillo o el naranja fomentan la creatividad y la energía.

Mobiliario: decorar la oficina con ergonomía y utilidad, además de tener en cuenta la decoración, es esencial para conseguir un espacio práctico y agradable.

Tanto los espacios de trabajo tradicional como los de coworking deben invitar al trabajador a la creatividad y a la felicidad, para que éste se sienta en todo momento reconfortado y enérgico. Numerosos expertos han concluido que el Arte es una forma de decoración que potencia la creatividad y el bienestar laboral de los empleados. Espacios coloridos y con distintas formas geométricas despiertan todos los sentidos y hacen que el lugar de trabajo sea un espacio mucho más acogedor.

Más artículos de Colonial