Domótica, un aliado imprescindible para el Corporate Wellness

28/01/2021

Domótica, un aliado imprescindible para el Corporate Wellness

En posts anteriores del blog de Colonial habíamos hablado sobre el término Proptech (acrónimo de property y technology) y a la aplicación de nuevas tecnologías dentro del sector inmobiliario, que permiten desarrollar soluciones innovadoras aplicadas al mercado del real estate. Una de las tendencias en este ámbito que más desarrollo ha protagonizado ha sido la domótica, una técnica que permite controlar distintos elementos de un edificio a través de la tecnología. Pero más allá de facilitarnos la vida a la hora de gestionar las prestaciones de un edificio y convertir nuestras oficinas en espacios inteligentes, la domótica aporta además múltiples soluciones a problemas globales. ¿Quieres saber cómo? Te lo explicamos…

¿Qué beneficios ofrece la domótica en las oficinas?

No cabe duda de que la domótica permite hacer una mejor gestión de la energía. En primer lugar, ayuda a controlar el ahorro energético a través del control del consumo, por ejemplo: a través de la implantación de sistemas que avisan cuando una puerta o ventana está abierta mientras la calefacción está encendida, o bien mediante la programación de la temperatura de los espacios de oficinas con antelación, o a través del control de la iluminación de las salas. 

También permite evitar el llamado “consumo fantasma” gracias a los enchufes inteligentes. De esta forma, se pueden escoger los horarios en los que estos enchufes se deben encender gracias a su conectividad WIFI, e incluso es posible activar o desactivar dispositivos que estén conectados a ellos de forma remota y ahorrar energía evitando el consumo que hacen los aparatos conectados que no se están utilizando y que se encuentran en stand-by.

Pero más allá de estos beneficios, la domótica también supone un gran avance en torno a la seguridad de un edificio, de hecho, mediante la utilización de alarmas inteligentes, se pueden ver imágenes en tiempo real de la oficina desde un dispositivo móvil, e incluso enviar notificaciones de forma automática cuando el sistema detecta movimientos no identificados una vez que la oficina se ha quedado vacía.

Además, gracias a la instalación de altavoces inteligentes, los usuarios podrán controlar diferentes aspectos de la oficina a través de su voz, mediante la instalación de una serie de micrófonos en distintos espacios de una oficina, que evitarán realizar un desplazamiento innecesario entre las salas e incluso reducirán considerablemente el número de llamadas y tiempo de gestión.

¿Qué aportan las oficinas inteligentes a la experiencia del usuario?

Con relación a las ventajas que la domótica aporta a los usuarios, en primer lugar, proporciona una mejora en su calidad de vida ya que, por un lado, se evitan las tareas repetitivas y rutinarias que pueden gestionarse de forma automática y, por otro, permite crear ambientes de trabajo agradables a través del control de la iluminación y la temperatura, creando un clima armonioso y tranquilo, evitando desplazamientos y contactos innecesarios entre los propios usuarios, evitando de este modo las acumulaciones de gente en los espacios y favoreciendo la concentración.

En resumen, la domótica se convierte en uno de los principales aliados del Corporate Wellness mejorando los espacios de trabajo a través del uso de la tecnología y aportando soluciones fáciles a los problemas de movilidad y contacto entre los usuarios de una oficina, una aportación más que necesaria en el contexto actual.

¿Qué otros retos futuros será capaz de resolver la domótica? Os los contaremos en próximas entradas del blog de Colonial.

Más artículos de Colonial