Decoración de oficinas en 2018

17/01/2018

Decoración de oficinas en 2018

Las últimas tendencias en decoración de oficinas en 2018 buscan la creación de espacios de trabajo inspiradores para los empleados y que fomenten la innovación y la creatividad. El diseño de la oficina debe responder a los valores y filosofía de la compañía y es uno de los factores que más influyen en la atracción de talento y en el deseo de permanencia de la empresa.

La decoración de oficinas para este año 2018 se construye bajo conceptos como el bienestar y la flexibilidad de los trabajadores, la movilidad en el espacio de trabajo o la biofilia. A continuación, presentamos algunas de las tendencias en decoración de oficinas para 2018:

Los materiales

El diseño de oficinas rescata lo artesano y apuesta por el diseño ambiental y el diseño casero. El uso de materiales naturales responde al compromiso con el medio ambiente. El bambú cobrará protagonismo y veremos piezas enteras naturales, robustas y manipuladas lo mínimo posible.

El uso del cristal como sustituto de barreras arquitectónicas en mamparas seguirá al alza para transmitir sensación de amplitud y transparencia.

Los colores

El diseño biofílico será una de las tendencias en el diseño de oficinas para 2018. Esta filosofía traslada la naturaleza a los espacios de trabajo. Por ello, se apostará por colores cálidos y naturales que evocan a la naturaleza, el uso de texturas y patrones vegetales en la decoración de la oficina y una mayor presencia de espacios verdes como los jardines verticales.

Mobiliario ergonómico, polivalente y conectado

Para favorecer la flexibilidad del espacio, se apostará por mobiliario que pueda servir para diferentes usos y tareas. Adquiere mayor protagonismo las sillas ergonómicas que se adapten al trabajador gracias a la impresión 3D y eviten problemas de salud como el dolor de espalda. La aplicación del Internet de las cosas (IoT) al mobiliario, será otra de las apuestas en el diseño de oficinas.

El arte en las oficinas

Cada vez más empresas incorporan el arte en las oficinas no solo como un elemento más en la decoración sino porque incorporarlo se traduce en un bienestar para los empleados e influye positivamente en la creatividad y en la productividad.

Más artículos de Colonial