Cómo ser sostenible en la oficina

23/01/2019

Cómo ser sostenible en la oficina

Ser sostenible no es una moda pasajera. Reciclar, ahorrar energía y consumir de forma responsable son prácticas que debemos adoptar si queremos preservar el planeta y frenar el cambio climático.

Las empresas juegan un papel fundamental en esta situación. Multinacionales, pymes y startups condensan gran parte del consumo energético y de recursos, así que es de vital importancia que prioricen la gestión ambiental aplicando políticas sostenibles.

Medidas para ser sostenible en la oficina

Para llegar a ser una oficina sostenible y reducir el impacto medioambiental que genera la actividad de nuestra empresa podemos tomar varias medidas:

Reducir el uso de papel: Hoy en día tenemos la suerte de poder trabajar con ordenadores y almacenar los documentos que producimos de manera digital. La posibilidad de trabajar en la nube y de comunicarnos a través del e-mail, o incluso por mensajería instantánea, ha supuesto una revolución para las empresas. Para ser sostenible en la oficina imprime solo aquellos documentos que verdaderamente necesites, y en cualquier caso, usa papel reciclado.

Reciclar: En la empresa se generan muchos tipos de residuos, tanto orgánicos como inorgánicos: cartón, tóner, botellas de plástico, envoltorios, restos de comida... Lo ideal es que la oficina sostenible disponga de un área en la que los empleados puedan deshacerse de todos estos residuos y clasificarlos según su tipología. Crear buenos hábitos de reciclaje es el pilar para frenar el deterioro del planeta.

Consumir menos energía: Parece mentira la cantidad de energía que puede llegar a consumir una empresa, entre ascensores, fluorescentes, electrodomésticos y dispositivos constantemente enchufados a la corriente, como ordenadores, monitores o cargadores de móvil. Tampoco debemos olvidar el gasto anual que representa la climatización de un espacio como una oficina. En este aspecto, podemos adoptar diferentes medidas para convertir nuestro espacio de trabajo en una oficina sostenible: aprovechar al máximo la luz natural, apagar ordenadores y monitores cuando no estemos trabajando o subir por las escaleras si no estamos en una planta muy alta son algunas de las prácticas que se pueden aplicar. También es necesario regular de manera coherente el termostato de la calefacción a lo largo del año, una buena climatización implica ofrecer una temperatura de confort sin hacer que los empleados pasen frío o calor.

Colonial lidera el mercado de oficinas sostenibles. Sus edificios destacan por regular de manera automática la iluminación y la climatización, garantizando así un consumo energético eficiente a través del software de gestión Smart Building System. A la vanguardia de las oficinas sostenibles destacan las que Colonial ha proyectado en Discovery Building, en el Paseo de la Castellana de Madrid. Se trata del primer edificio de oficinas de nueva planta dentro del área de la M-30 en conseguir la certificación LEED Platinum. Discovery Building reduce el consumo energético entre un 30% y 50% en comparación con edificios tradicionales. También es un edificio que reduce las emisiones de gas invernadero a la atmósfera, lo que contribuye a frenar el cambio climático.

Las oficinas sostenibles son las oficinas del futuro: anímate a transformar la tuya.

Más artículos de Colonial