Cómo reducir la presencia de plástico en tu oficina

08/05/2019

Cómo reducir la presencia de plástico en tu oficina

La concienciación con el medioambiente juega un papel fundamental hoy en día en todas las facetas de la vida, y el mundo de las oficinas no podía ser menos. Reciclar, ahorrar energía y consumir de forma responsable son cuestiones a tener en cuenta si buscamos preservar el planeta y parar el cambio climático.

Hacer de tu oficina un espacio sostenible permitirá reducir el consumo energético, mejorar el uso de los recursos y generar menos residuos contaminantes.

Uno de los residuos contaminantes que mayores problemas genera es el plástico, según datos de Greenpeace España, cada año acaban en el océano 12,7 millones de toneladas de plástico, si a esto le añadimos que es un material que tarda entre 400 y 1.000 años en descomponerse por completo, la urgencia por ponerle solución a este problema es más que real.

¿Te has parado a pensar en cómo puedes reducir la presencia de plástico en tu oficina? Al final es donde más tiempo pasas al día y reducir el consumo es importante en todos los ámbitos.

  • Lo primero y más básico es separar de forma correcta la basura. Plástico, vidrio, papel y orgánico serán desechados en lugares diferentes.
  • Si comes en la oficina pásate al tupper de cristal o acero. A parte de reducir el consumo de plástico estarás ayudando a tu salud. El cristal conserva mejor los alimentos y es más fácil de limpiar.
  • Las cápsulas de café son un problema real. Reemplázalas por cápsulas reutilizables.
  • ¿En tu oficina hay fuente de agua? Deja a un lado los vasitos de plástico y pásate a la botella de cristal o a la cantimplora de aluminio, más cómodo y menos contaminante.
  • Imprimir contamina. Los cartuchos de tinta y los tóners son elementos muy contaminantes. Utilizar cartuchos recargables, seleccionar bien qué cosas son las que debes tener impresas y reciclar bien los desechos que produce la impresora son aspectos a tener en cuenta en este sentido.

Recuerda, antes de tirar, ¡Intenta reutilizar! No olvides la regla de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. Seguro que ese envase de plástico que pensabas tirar puede tener otra utilidad.

Más artículos de Colonial