Colonial presenta el proyecto Alpha II con una inversión de casi 400 millones de euros

08/02/2017

Colonial presenta el proyecto Alpha II con una inversión de casi 400 millones de euros

El proyecto Alpha II incluye la adquisición de 4 activos, uno en cada mercado donde opera la compañía: dos inmuebles en Barcelona, uno en Madrid y uno en París. 

El proyecto Alpha II se enmarca dentro del programa de adquisiciones del Grupo Colonial con un volumen anual de 300-400 millones de euros en compras de inmuebles y permite incorporar al portfolio del Grupo 55.000 metros cuadrados sobre rasante.

En Barcelona, Colonial ha adquirido un inmueble de casi 9.000m2 en Travessera de Gracia, 47-49 con plantas de más de 1.000m2.  Este edificio constituye la sede española del Grupo Bertelsmann y sus filiales con un contrato de permanencia de 5 años. Esta operación supone un incremento de la cuota de mercado de Colonial en la zona Prime de Barcelona.

Por otro lado, Colonial también apuesta por reforzar su posición en la ciudad condal con un proyecto para la construcción de un edificio de 21 plantas y 14.000 m2 situado en la plaza Europa, 46-48, una de las zonas con mayor actividad comercial de Barcelona. Este proyecto se desarrollará a través de una Joint-Venture con la sociedad Inmo, filial inmobiliaria de la familia Puig, propietaria del suelo, y cuya actual sede corporativa se ubica en el solar colindante.

En Madrid, el inmueble adquirido se sitúa en el Paseo de la Castellana 163 y se trata de un edificio multi-inquilino con mucho potencial de valor a través de la transformación a un producto Colonial de primera calidad.

Por último, Colonial ha apostado en París por un inmueble en una ubicación “Prime”, en 112-122 Avenue Emile Zola, en el centro del distrito 15 de París (“15 arrondissement”). El inmueble tiene una superficie de aproximadamente 21.000 m2 que será reestructurado para transformarlo en uno de los mayores complejos de oficinas en el sur de París. El importe total de la inversión incluyendo el presupuesto de obras futuras se sitúa en torno a 250 millones de euros.

Todos los activos adquiridos ofrecen un recorrido sustancial de creación de valor inmobiliaria en base a (1) la transformación inmobiliaria de los inmuebles en productos de primera calidad y (2) la ubicación en segmentos de mercado con sólidos fundamentales.

“En un entorno de fuerte presión inversora, esta operación afianza nuestra estrategia industrial y nos permite ofrecer un notable recorrido en la creación de valor inmobiliario por encima de la media del mercado, lo que se traduce en un mayor beneficio para nuestros accionistas”, explica Juan José Brugera, presidente de Colonial.

 

Más artículos de Colonial