Ahorro energético en la climatización de tu oficina

29/08/2017

Ahorro energético en la climatización de tu oficina

Los cambios de temperatura nos llevan al uso excesivo de los climatizadores tanto en invierno como en verano y las facturas de la luz se disparan por el consumo energético. Si a esto le sumamos que la temperatura idónea para cada una de las personas que trabaja en la oficina es diferente, tenemos un cóctel que conduce de forma irremediable al despilfarro energético.

Hay multitud de formas de ahorro energético y algunas de ellas son muy sencillas.

En primer lugar, mantener la climatización encendida únicamente durante la jornada laboral. Existen termostatos programables que permiten regular la temperatura en franjas horarias determinadas y programarlos para que se activen justo antes del inicio de la jornada laboral.

El aislamiento térmico de los inmuebles es muy importante. Cristales aislantes o puertas con un buen cierre pueden suponer un ahorro energético del 30%.

Como no es lo mismo que en una misma zona de trabajo haya 3 personas que 30, se pueden instalar válvulas termostáticas en cada estancia que regulen la temperatura de forma descentralizada.

Por último, es muy importante mantener las instalaciones en buenas condiciones y que al menos una vez al año sean sometidas a revisiones de mantenimiento, esto puede suponer un ahorra del 15%.

En Colonial nos preocupa la sostenibilidad de nuestros edificios, por ello fomentamos que los inmuebles de oficinas cuenten con certificaciones que avalan esta eficiencia energética. En nuestro portfolio puedes comprobar los sellos de ahorro energético de que disponen cada uno de nuestros edificios. 

Más artículos de Colonial